Nuestro día a día22/11/2019

Ser luz de esperanza y dejar huella en el corazón

Era abrumadora la cantidad de manos levantadas y el interés de todos los niños y niñas por conocer nuestra labor: ¿qué hacéis en Cáritas? ¿Cómo os sentís siendo voluntarios? ¿Qué significan los corazones de Cáritas? ¿Cómo podemos ayudar?…

Nuestra misión es ser luz de esperanza para otras personas y dejar huella en el corazón. No tiene sentido nada de lo que hacemos si no hemos dejado huella, si no hemos sido capaces de transformar el corazón de las personas a las que acompañamos.

Con un vídeo testimonio de otros niños y niñas como ellos, pudimos descubrir, junto al alumnado del Colegio Sant Jaume Apóstol de Moncada qué es ser luz de esperanza. Y con ayuda de los Minions, nos acercamos un poco más a palabras como compromiso, solidaridad, trato fraterno, derechos humanos, apoyo incondicional, acogida sin prejuicios… palabras que, al principio sonaban un poco raras, pero que poco a poco formaron parte del lenguaje de la mañana.

Javier Lluesma, director de la Cáritas Parroquial de Moncada les contó todo lo que se hace en la acogida y les presentó a Arseni, un chico guineano que cruzó el estrecho con el sueño de tener una vida mejor y de ayudar a su familia, que todavía está en su país. Arseni les contó lo duro de su viaje, y lo bueno que es encontrarse con personas de Cáritas. Ahora, tiene un corazón más grande y sueña con poder reunir a su familia.

Inmaculada García es la encargada del apoyo escolar en Cáritas Moncada. En pocos minutos, les hizo ver lo importante que es que un niño o niña que viene de fuera, pueda sentirse acogido y respetado y pueda aprender castellano, valenciano, incluso inglés.

Las profes presentes también tomaron nota de muchas cosas y dejaron constancia del trabajo que realizan por acercar al alumnado a la dura realidad de las personas empobrecidas.

Nosotras nos fuimos satisfechas, con la certeza de haber dejado huella de esperanza y humanidad; pero no sin antes dejarles una importante tarea: hacer uso del carné solidario/a que les entregamos antes de irnos. No es un carné que ofrece descuentos ni nos da entradas gratis. Es un carné que solo tiene sentido si sirve para hacer grande el corazón de las personas que están a nuestro alrededor. Un carné donde deben poner su nombre solo cuando tengan la certeza de haber hecho algo bueno.