Agentes de Cáritas15/01/2020

Voluntariado para seguir construyendo espacios de esperanza

El Equipo de Voluntariado participó en el Congreso que se celebró en València y nos cuenta su experiencia.

El 9 y 10 de diciembre se celebró en Valencia el XXI Congreso Estatal de Voluntariado. Personas voluntarias y técnicas del programa de Voluntariado de Cáritas Valencia acudimos junto a compañeras de Cáritas Diocesana de Segorbe – Castellón, de Cáritas Diocesana de Orihuela – Alicante y de Cáritas Española.

Las jornadas no pudieron empezar de mejor manera ya que la ponencia plenaria fue a cargo de Adela Cortina que nos habló de:

  1. la virtud de la esperanza, que construye sociedades justas e inclusivas donde se garanticen los derechos y necesidades de todas las personas; 
  2. el fomento del voluntariado como generador de alianzas para cooperar;
  3. el rescate al excluido, atendiendo a quienes quedan fuera;
  4. la practica de la compasión, dándose cuenta cada persona de que su proyecto de vida nueva no podrá darse sin ayudar a salir al otro de su sufrimiento a través del compromiso.

Después del acto inaugural, asistimos a un concierto a cargo de Les Veus de la Memòria, un coro de personas con Alzheimer que emocionó a quienes los escuchamos con su talento para cantar con el corazón.

En los talleres conocimos a muchas personas con las que pudimos compartir motivaciones, cambiar impresiones y muchas con las que compartimos valores muy parecidos y realidades similares respecto a nuestra sociedad, desde diferentes puntos de vista.

Hubo diferentes mesas redondas entorno al voluntariado. De la mano de las entidades sociales conocimos diferentes demandas acordes con los nuevos tiempos y nuevas realidades sociales. Las Administraciones Públicas plantearon nuevos retos del voluntariado para este siglo XXI.

Conocimos buenas prácticas presentadas con la técnica Pechakucha que hace que en menos de 6 minutos y 20 segundos conozcamos a entidades solidarias y sus proyectos de voluntariado. Fue curioso, innovador y creativo.

Para acabar el congreso conocimos a Finestra Nou Circ que nos presentaron un modo diferente de ver la historia en el que las personas y sus capacidades eran las protagonistas.

Para una persona voluntaria siempre es positivo participar en encuentros que nos reafirman en nuestro compromiso y nos animan a seguir construyendo espacios de esperanza a nuestro alrededor.