Noticia03 Octubre 2019

Cáritas Española participa en Colombia en el Grupo de Trabajo sobre Venezuela para coordinar la respuesta a la crisis migratoria

Ha acudido a las sesiones el presidente Manuel Bretón y la coordinadora de América Latina, Ana Cristina García.

Cáritas Española, con la representación de Ana Cristina García (coordinadora de América Latina) y Manuel Bretón (presidente de Cáritas Española) ha participado del 30 de septiembre al 2 de octubre en el encuentro del Grupo de Trabajo de la Crisis de Venezuela celebrado en la ciudad de Cúcuta (Colombia). En este Grupo Cáritas Española coordina junto con Cáritas Internationalis, Cáritas Brasil y Cáritas Venezuela un espacio de reflexión, diálogo y planificación de estrategias para la mejor coordinación frente a la crisis migratoria que afecta a gran parte de la región bolivariana principalmente.

Han sido días de intenso trabajo en los que ha quedado patente el apoyo de la red Cáritas a nivel zonal, regional e internacional. Se cuenta con la presencia de 14 Cáritas de la región, las más afectadas por la crisis migratoria (Brasil, Colombia, Ecuador, Perú) y distintas Caritas Europeas y de Estados Unidos, dejando patente el apoyo internacional a la situación.

A lo largo de la primera jornada se hizo un análisis del contexto venezolano desde la mirada de monseñor Moronta Mafari, de la Conferencia Episcopal Venezolana, complementado por la investigadora y nutricionista del equipo de Cáritas Venezuela, Susana Raffali, que llamó la atención sobre la extrema situación del aumento abrupto de la desnutrición crónica y aguda en los últimos años en Venezuela.

Janeth Márquez (directora de Cáritas Venezuela) completó la mirada explicando el trabajo que se ha llevado a cabo hasta ahora y la situación extrema del personal humanitario. Venezuela está llegando a extremos históricos, con cerca de 5 millones de personas fuera del país. El sueldo mínimo en Venezuela en estos momentos no llega a cubrir el 4,5 % de la canasta básica y ya es difícil encontrar alimentos accesibles incluso en el mercado informal. El país se desangra.

Posteriormente se expuso el contexto y el trabajo de las distintas Cáritas de la zona (Colombia Ecuador, Perú y Brasil), donde se pudo constatar el enorme trabajo que está siendo llevado a cabo por las distintas obras de Cáritas en la región. Las cifras de las personas atendidas no hacen más que aumentar y las condiciones cada vez son más extremas. Las Cáritas de frontera están desbordadas.

En la última parte de la reunión todas las Cáritas Europeas presentes (España, Suiza, Noruega y Francia), de Estados Unidos (CRS), las Cáritas de la región (Venezuela Bolivia, Ecuador, Perú, Brasil), así como el SELACC plantearon estrategias de coordinación, información e incidencia para planificar los próximos pasos y realizar acciones conjuntas y de alto calado.

Ayer, día 2 de octubre, toda la comisión fue a visitar las obras de la diócesis de Cúcuta en el tema migratorio, pudiendo comprobar el enorme reto que supone la situación. El flujo migratorio no hace más que aumentar y las personas huyen de una situación que no les garantiza ninguna seguridad, la falta de esperanza se refleja en los rostros de cada caminante.

En la “Casa de Paso Divina Providencia” cercana al paso fronterizo de Cúcuta se dan diariamente cerca de 6500 comidas y aun así no se cubre las necesidades de la población. Es una crisis humanitaria de alto calado y de largo recorrido. “Esta situación no ha hecho más que empezar” cita el obispo de Cúcuta, monseñor Ochoa. Mientras a las puertas de la casa de paso se agolpan miles de personas esperando un plato caliente sin otro futuro más allá que el día a día.

DESCARGAR NOTICIA

DESCARGAR FOTO