Conoce Cáritas Valencia

Cáritas Valencia es el organismo oficial de la Iglesia para promover la acción caritativa en la diócesis

 Constituida en 1961, tiene por objeto promover, coordinar e instrumentar la comunicación cristiana de bienes en todas sus formas y ayudar a la promoción humana y al desarrollo integral de todas las personas.

Conoce más sobre nuestros fines, constitución y organización en el territorio.

¿Quiénes formamos Cáritas Valencia?

 

436 Cáritas Parroquiales

Coordinan, orientan y promueven la acción caritativa y social en su parroquia.

 

50 130 Personas participantes y acompañadas

Son las protagonistas de su propio desarrollo y eje de la acción de Cáritas.

 

6274 Personas voluntarias

Son el pilar básico e insustituible de la acción de Cáritas.

 

60 Personas contratadas

Junto con las personas voluntarias, están llamadas a transformar la sociedad guiadas por el amor.

 

1800 Colaboradores

Con su ayuda, apoyan la acción caritativa y social.

¿Quiénes formamos Cáritas Valencia?

  • 436 Cáritas Parroquiales: coordinan, orientan y promueven la acción caritativa y social en su parroquia.
  • 50 130 personas participantes y acompañadas: son las protagonistas de su propio desarrollo y eje de la acción de Cáritas.
  • 6274 personas voluntarias: son el pilar básico e insustituible de la acción de Cáritas.
  • 60 personas contratadas: junto con las personas voluntarias, están llamadas a transformar la sociedad guiadas por el amor.
  • 1800 colaboradores: con su ayuda, apoyan la acción caritativa y social.

Misión

Expresar la solicitud de la Iglesia por las personas necesitadas y favorecer la fraternidad humana a fin de que se muestre, con obras y palabras, el amor de Cristo, así como, estimular a los fieles cristianos a dar testimonio de la caridad evangélica.

Misión

Expresar la solicitud de la Iglesia por las personas necesitadas y favorecer la fraternidad humana a fin de que se muestre, con obras y palabras, el amor de Cristo; así como, estimular a los fieles cristianos a dar testimonio de la caridad evangélica.

Valores
  • Centrados de la persona: la persona es el centro de nuestra acción. Defendemos su dignidad, reconocemos sus capacidades, impulsamos sus potencialidades y promovemos su integración y desarrollo;
  • Caridad: entendemos la caridad como el valor en que se funda nuestra identidad, es la fuente de amor a todas las personas, en especial a las más pobres y excluidas, hecho entrega personal y gratuita, conscientes de que somos enviados, a través de la comunicación cristiana de bienes;
  • Justicia: trabajamos por la justicia y la transformación de las estructuras injustas como exigencia del reconocimiento de la dignidad de la persona y de sus derechos;
  • Participación: somos una organización abierta a la participación de nuestros agentes y de las personas destinatarias de nuestra acción social, que trabaja en equipo favoreciendo la integración de quienes formamos Caritas;
  • Solidaridad: nos caracterizan nuestro sentimiento de unión a quienes sufren y nuestra convicción de igualdad y justicia;
  • Austeridad: ponemos nuestra voluntad en la utilización ética y coherente de los recursos;
  • Autenticidad: trabajamos desde la coherencia entre lo que la persona es y lo que piensa, percibe, siente y comunica;
  • Espíritu de mejora: desarrollamos nuestra actividad buscando permanentemente mejorar y aplicar ideas innovadoras, siempre en beneficio de la persona, la comunidad y la sociedad en su conjunto;
  • Transparencia: compartimos una cultura institucional basada en la ética y en la apertura de la información hacia todas las personas interesadas en nuestra labor;
  • Respeto: reconocemos, aceptamos, apreciamos y valoramos las diversas capacidades y cualidades de las personas y sus derechos.
Visión

Ser testimonio del amor de Dios y de la fraternidad de la comunidad cristiana con todas las personas, en especial con las más empobrecidas y excluidas, optando por una sociedad más solidaria, justa y participativa que reconozca la dignidad de la persona: 

  • promoviendo su desarrollo y el acceso efectivo a sus derechos, trabajando para que dejen de vulnerarse y potenciando acciones de acogida- integración a las personas en situación de movilidad humana forzosa;
  • favoreciendo una acción de base promocional, comunitaria e integradora realizando diagnósticos actualizados de la realidad, trabajando en clave de acompañamiento con una metodología de trabajo común e interdisciplinar y en clave de itinerarios;
  • desarrollando acciones significativas con los colectivos más vulnerables para que construyan espacios de dignificación;
  • informando y sensibilizando sobre situaciones de pobreza y exclusión para transformar, personas, comunidades y estructuras;
  • impulsando la presencia profética de Cáritas en el contexto actual mejorando nuestra incidencia socio-política y denuncia profética;
  • promoviendo el trabajo en red desde Cáritas con las entidades de acción caritativa y social y entidades públicas y privadas propiciando una acción transformadora y el desarrollo comunitario;
  • potenciando la formación de los agentes y promoviendo el desarrollo integral de todas las personas que formamos parte de Cáritas;
  • garantizando en Cáritas Diocesana la transparencia, el buen gobierno y la calidad de su gestión impulsando los procesos de mejora continua en la organización;
  • adecuando nuestra estructura para posibilitar la participación de las personas que acompañamos en los diferentes espacios de la organización;
  • intensificando acciones y sinergias con las fundaciones nacidas de Cáritas.

Valores

Caridad

Entendemos la caridad como el valor en que se funda nuestra identidad, es la fuente de amor a todas las personas, en especial a las más pobres y excluidas, hecho entrega personal y gratuita, conscientes de que somos enviados, a través de la comunicación cristiana de bienes.

 

Centrados en la persona

La persona es el centro de nuestra acción. Defendemos su dignidad, reconocemos sus capacidades, impulsamos sus potencialidades y promovemos su integración y desarrollo.

Autenticidad y Respeto

Trabajamos desde la coherencia entre lo que la persona es y lo que piensa, percibe, siente y comunica.
Reconocemos, aceptamos, apreciamos y valoramos las diversas capacidades y cualidades de las personas y sus derechos.

Justicia

Trabajamos por la justicia y la transformación de las estructuras injustas como exigencia del reconocimiento de la dignidad de la persona y de sus derechos.

Participación

Somos una organización abierta a la participación de nuestros agentes y de las personas destinatarias de nuestra acción social. Trabajamos en equipo favoreciendo la integración de quienes formamos Cáritas.

Solidaridad

Nos caracterizan nuestro sentimiento de unión a quienes sufren y nuestra convicción de igualdad y justicia.

Austeridad

Ponemos nuestra voluntad en la utilización ética y coherente de los recursos.

Espíritu de mejora

Desarrollamos nuestra actividad buscando permanentemente mejorar y aplicar ideas innovadoras, siempre en beneficio de la persona, la comunidad y la sociedad en su conjunto.

Transparencia

Compartimos una cultura institucional basada en la ética y en la apertura de la información hacia todas las personas interesadas en nuestra labor.

Visión

Ser testimonio de la fraternidad de la comunidad cristiana con todas las personas, en especial con las más empobrecidas y excluidas, optando por una sociedad más justa y participativa que reconozca la dignidad de la persona:

Promoviendo su desarrollo y el acceso efectivo a sus derechos, trabajando para que dejen de vulnerarse y potenciando acciones de acogida – integración a las personas en situación de movilidad humana forzosa.

Favoreciendo una acción de base promocional, comunitaria e integradora realizando diagnósticos actualizados de la realidad, trabajando en clave de acompañamiento con una metodología de trabajo común e interdisciplinar y en clave de itinerarios.

 

Desarrollando acciones significativas con los colectivos más vulnerables para que construyan espacios de dignificación.

 

Informando y sensibilizando sobre situaciones de pobreza y exclusión para transformar, personas, comunidades y estructuras.

Impulsando la presencia profética de Cáritas en el contexto actual mejorando nuestra incidencia socio-política y denuncia profética.

Promoviendo el trabajo en red desde Cáritas con las entidades de acción caritativa y social y entidades públicas y privadas propiciando una acción transformadora y el desarrollo comunitario.

Potenciando la formación de los agentes y promoviendo el desarrollo integral de todas las personas que formamos parte de Cáritas.

Garantizando la transparencia, el buen gobierno y la calidad de la gestión e impulsando procesos de mejora continua en la organización.

Adecuando nuestra estructura para posibilitar la participación de las personas que acompañamos en los diferentes espacios de la organización.

Intensificando acciones y sinergias con las fundaciones nacidas de Cáritas.

Nuestro modelo de Acción social

Trabajar desde las capacidades y las potencialidades acompañando procesos.

Nuestro modelo de acción opta por un método centrado en el acompañamiento a los procesos de crecimiento de las personas y de las comunidades, lo cual centra la atención en los «caminos» más que en las «metas».

Realizar acciones significativas.

Nuestras acciones tienen que surgir de motivaciones claras y estar impregnadas de valores alternativos que permitan traslucir su significado: la construcción de una sociedad inspirada en los valores evangélicos. Todas ellas deben ser «significativas», no se pueden agotar en sí mismas, sino que van más allá de sus pretensiones instrumentales dejando traslucir procesos de personalización, humanización y liberación.

Cauce de la acción de la comunidad eclesial.

Cuando Cáritas actúa no es ella quien lo hace, sino la Iglesia en su conjunto. Nuestro modelo opta porque nuestra acción sea cauce para el desarrollo del compromiso de toda la Iglesia con los pobres.

Acción integral.

Nuestro modelo de acción opta por una acción integral, consciente de que cuando actúa sobre una parte está afectando tanto al conjunto de la persona como de las comunidades, de las sociedades y de sus estructuras. Así, la acción social de Cáritas opta por la transformación de manera integral abarcando todas las dimensiones, acompañando personas, animando comunidades y haciendo anuncio y denuncia profética.

Trabajar desde las capacidades y las potencialidades acompañando procesos.

Nuestro modelo de acción opta por un método centrado en el acompañamiento a los procesos de crecimiento de las personas y de las comunidades, lo cual centra la atención en los «caminos» más que en las «metas».

Realizar acciones significativas.

Nuestras acciones tienen que surgir de motivaciones claras y estar impregnadas de valores alternativos que permitan traslucir su significado: la construcción de una sociedad inspirada en los valores evangélicos. Todas ellas deben ser «significativas», no se pueden agotar en sí mismas, sino que van más allá de sus pretensiones instrumentales dejando traslucir procesos de personalización, humanización y liberación.

Ser cauce de la acción de la comunidad eclesial.

Cuando Cáritas actúa no es ella quien lo hace, sino la Iglesia en su conjunto. Nuestro modelo opta porque nuestra acción sea cauce para el desarrollo del compromiso de toda la Iglesia con los pobres.

Acción integral.
 

Nuestro modelo de acción opta por una acción integral, consciente de que cuando actúa sobre una parte está afectando tanto al conjunto de la persona como de las comunidades, de las sociedades y de sus estructuras. Así, la acción social de Cáritas opta por la transformación de manera integral abarcando todas las dimensiones, acompañando personas, animando comunidades y haciendo anuncio y denuncia profética.

¿Cómo nos organizamos?

Cáritas Valencia está formada por:

 Cáritas de vicaría y arciprestales

Cuando la complejidad de la acción caritativo-social lo requiera, como órgano de coordinación de las mismas, se crearán las Cáritas Arciprestales. Al servicio de todas las Cáritas Parroquiales y Arciprestales se constituirá en cada una de las Vicarías la correspondiente Cáritas de Vicaría.

 Cáritas Parroquiales

La Cáritas Parroquial es el organismo oficial para la acción caritativa y social de la parroquia. En la diócesis de Valencia, en la actualidad, hay 436 Cáritas parroquiales. 

El Consejo Parroquial de Cáritas estará formado por el párroco (o sacerdote delegado), el director/a, el secretario/a, el/la tesorero/a, las personas responsables de los distintos servicios que tuviera la Cáritas Parroquial y un representante de cada entidad eclesial que en la demarcación parroquial trabaje en el campo de la acción caritativo-social.

Cáritas de vicaría y arciprestales

Cuando la complejidad de la acción caritativo-social lo requiera, como órgano de coordinación de las mismas, se crearán las Cáritas Arciprestales. Al servicio de todas las Cáritas Parroquiales y Arciprestales se constituirá en cada una de las Vicarías la correspondiente Cáritas de Vicaría. En la actualidad, en la diócesis de Valencia hay constituidas ocho vicarías territoriales y 35 arciprestazgos.

Cáritas Arciprestal estará animada por el Consejo de Cáritas Arciprestal, compuesto por los presidentes, los directores de los Consejos de Cáritas Parroquiales y los representantes de las entidades eclesiales que trabajen en la acción caritativo–social en el ámbito del arciprestazgo.

Cáritas parroquial

La Cáritas Parroquial es el organismo oficial para la acción caritativa y social de la parroquia. En la diócesis de Valencia, en la actualidad, hay 436 Cáritas parroquiales. 

El Consejo Parroquial de Cáritas estará formado por el párroco (o sacerdote delegado), el director/a, el secretario/a, el/la tesorero/a, las personas responsables de los distintos servicios que tuviera la Cáritas Parroquial y un representante de cada entidad eclesial que en la demarcación parroquial trabaje en el campo de la acción caritativo-social.

¿Cuál es nuestra estructura?

Arzobispo

El arzobispo de Valencia ejerce la alta dirección de la institución por sí mismo o por medio de un delegado episcopal, de conformidad con la legislación canónica y el Estatuto de Cáritas Diocesana.

Consejo Diocesano

El Consejo Diocesano es el órgano máximo de gobierno de Cáritas Diocesana. Sus miembros son nombrados por el Arzobispo, conforme al Estatuto de la entidad.

Se reúne tres veces al año.

Comisión permanente

La Comisión Permanente es el órgano ejecutivo de Cáritas Diocesana encargado del cumplimiento de los acuerdos emanados del Consejo Diocesano. Llevará a cabo la gestión, el desarrollo y la coordinación de las actividades de Cáritas Diocesana.

Delegado episcopal

José Mª Taberner

El delegado episcopal representa al arzobispo ante el Consejo Diocesano y la Comisión Permanente y ante las Cáritas Parroquiales, Arciprestales y de Vicaría.

Director

Ignacio Grande

El director es el responsable ejecutivo de todas las acciones de Cáritas Diocesana. Dirige los trabajos encaminados a ejercer estas acciones, sujetándose al cumplimiento de las orientaciones del Consejo Diocesano, a quien debe dar cuenta de su gestión.

Subdirector

Carlos Chova

El subdirector tiene, entre sus funciones principales sustituir al director en sus ausencias y dirigir las áreas de trabajo encomendadas por el director. En este caso, el subdirector dirige el Área de Fundaciones de Cáritas Valencia.

Secretaria general

Fani Raga

La secretaria general actuará como secretaria del Consejo Diocesano, de la Comisión Permanente y del Consejo de Asuntos Económicos y se ocupa, entre otras funciones, de la gestión de los asuntos de personal de Cáritas Diocesana y de la certificación documental.

Arzobispo

El arzobispo de Valencia ejerce la alta dirección de la institución por sí mismo o por medio de un delegado episcopal, de conformidad con la legislación canónica y el Estatuto de Cáritas Diocesana.


Consejo Diocesano
 

El Consejo Diocesano es el órgano máximo de gobierno de Cáritas Diocesana. Sus miembros son nombrados por el Arzobispo, conforme al Estatuto de la entidad.

Se reúne tres veces al año.

ÓRGANOS DE GOBIERNO E INFORMACIÓN DE SUS MIEMBROS

Diseño organizativo

Comisión Permanente

La Comisión Permanente es el órgano ejecutivo de Cáritas Diocesana encargado del cumplimiento de los acuerdos emanados del Consejo Diocesano. Llevará a cabo la gestión, el desarrollo y la coordinación de las actividades de Cáritas Diocesana.

 

Delegado episcopal

José Mª Taberner

El delegado episcopal representa al arzobispo ante el Consejo Diocesano y la Comisión Permanente y ante las Cáritas Parroquiales, Arciprestales y de Vicaría.

 Director

Ignacio Grande

El director es el responsable ejecutivo de todas las acciones de Cáritas Diocesana. Dirige los trabajos encaminados a ejercer estas acciones, sujetándose al cumplimiento de las orientaciones del Consejo Diocesano, a quien debe dar cuenta de su gestión.

Subdirector

Carlos Chova

El subdirector tiene, entre sus funciones principales sustituir al director en sus ausencias y dirigir las áreas de trabajo encomendadas por el director. En este caso, el subdirector dirige el Área de Fundaciones de Cáritas Valencia.

Secretaria general

Fani Raga

La secretaria general actuará como secretaria del Consejo Diocesano, de la Comisión Permanente y del Consejo de Asuntos Económicos y se ocupa, entre otras funciones, de la gestión de los asuntos de personal de Cáritas Diocesana y la certificación documental.

Un poco de historia

La ayuda social americana 

Cáritas Diocesana de Valencia comenzó su andadura en el año 1944, denominándose en aquel entonces Secretariado de Caridad. A mediados de los años 50, gestionó la ayuda social (el famoso Plan Marshall). En 1959 se estableció el Día de Caridad y en diciembre de 1961 se aprueba por decreto la creación de Cáritas Diocesana de Valencia.

En los años 50, Cáritas, bajo el amparo de una Iglesia sensible, preocupada por los problemas de pobreza y exclusión de la sociedad valenciana, llevó a cabo las siguientes acciones: se promovieron las colonias infantiles de Ntra. Sra. de los Desamparados; se dio patrocinio al Montepío de previsión social para empleadas de hogar y se instituyó un dispensario y una farmacia. Asimismo, en estos primeros años se puso en marcha la Escuela Diocesana de Asistentes Sociales. En octubre de 1957, en la Riada que asoló Valencia, Cáritas realizó un gran esfuerzo para atender a las personas damnificadas.

La promoción social comunitaria

A principios de los años 60 del siglo pasado, se elaboró el Plan de Promoción y Asistencia Social y Beneficiaria de la Iglesia (Plan CCB) que constituyó un trabajo de investigación muy importante por su difusión e impacto social. Se puso en marcha, entre otras, la Escuela diocesana de capacitación agraria de San Marcelino y se realizó la apertura del Centro social del Barrio del Cristo. En los años 70 comenzó una época de cambios creándose diferentes recursos y servicios para dar respuesta a las nuevas realidades sociales.

Como consecuencia del estudio de las personas mayores de 65 años que hizo Cáritas en toda España, el Gobierno, por decreto de presidencia, reguló las ayudas a ancianos y enfermos y los auxilios del fondo nacional de asistencia social. Cáritas colaboró con el Gobierno Civil aportando para este trabajo un asistente social y con la participación de todas las Cáritas Parroquiales para informar a los posibles beneficiarios.

En este tiempo de transición se pusieron en marcha el Centro de Integración Social de Transeúntes; la Escuela de tiempo libre ETELL; se construyó un edificio de viviendas en Meliana; así como un centro para atender a personas con alguna adicción en Benigànim; y se fundó la residencia asistida de ancianos de San Antonio de Benagèber.

Nuevos proyectos en época de crisis

En octubre de 1982 tuvo lugar la dramática riada de la Ribera. Cáritas puso en marcha todos los recursos para mitigar los efectos de esta tragedia. En 1984 se creó la Escuela de Formación del Voluntariado. En estos años, además, se realizó un estudio sociológico sobre los ancianos y enfermos con pensiones asistenciales.

En la década de los 80 del siglo pasado se mejoran y actualizan los programas de atención primaria, personas sin hogar, ayudas a proyectos de promoción y desarrollo comunitario. Se incrementan las campañas de Comunicación Cristiana de Bienes y se inicia la edición de materiales de reflexión y difusión de la actividad de Cáritas. Además, se inauguró Casa Oráa, en Moixent, para atender a niños y jóvenes en riesgo de exclusión social. Se puso en marcha la Comisión de Lucha contra el Paro, en la que, bajo la personalidad jurídica de Cáritas, participaron el Instituto Social Obrero (ISO), la vicaría de religiosos, Justicia y Paz y otras instituciones. También se puso en funcionamiento el Centre Valencià de Solidaritat, Proyecto Hombre.

Nuevas formas de exclusión

Desde Cáritas, atentos a la realidad social de cada momento, en 1990 se inició el Programa de atención a enfermos de sida crónicos y terminales, con la colaboración de las Hijas de la Caridad, creándose el Hogar Mas al Vent. En octubre de 1997 se celebró en Valencia el 50 Aniversario de la constitución de Cáritas Española, con la realización de diversos actos multitudinarios formativos, lúdicos y religiosos.

En esta misma década se impulsó la constitución y renovación de las Cáritas Parroquiales; se creó el programa de desarrollo integral de la mujer y el de enfermos domiciliarios. Dentro del programa de atención a enfermos de SIDA, se puso en marcha la vivienda tutelada Siquem, para atender a enfermos crónicos con algo más de autonomía. En estos años, además, se creó la vivienda semitutelada Siun, para solicitantes de refugio y asilo. En colaboración con el Ayuntamiento de Valencia se abrió una casa para personas sin hogar en proceso de inserción, Benejacam y se potenció la formación del voluntariado a través de la Escuela de Formación del Voluntariado.

La apuesta por la persona y el territorio

En el nuevo milenio la apuesta de Cáritas sigue siendo estar al lado de las personas más desfavorecidas de la sociedad; con la mirada puesta en las nuevas pobrezas pero potenciando cada vez más el acompañamiento a todas las personas y apostando por su promoción e integración en la sociedad. A lo largo de estos años se ha incrementado el trabajo con personas inmigrantes y se ha apostado por darles apoyo y asesoramiento en los ámbitos jurídico, social, de formación y asistencial.

Los primeros años del nuevo siglo encuentran a Cáritas Diocesana de Valencia afrontando un importante trabajo en torno a la calidad de su trabajo y del acompañamiento que realiza a las personas en riesgo de exclusión social. En torno al nuevo Modelo de Acción Social, que vuelve a poner en el centro a la persona y sus potencialidades y que fomenta la participación, Cáritas Diocesana elabora sus planes estratégicos. En estos momentos, los proyectos crecen, maduran y fundamentalmente, se hace una apuesta por el territorio, descentralizándose los recursos y creándose allí donde surgen las necesidades, es decir, en torno a las Cáritas Parroquiales.

Implicados y comprometidos

Cáritas Valencia está implicada en la defensa de los derechos de las personas, tanto desde la incidencia política y legislativa, como en el acompañamiento directo a las personas para que tomen conciencia de cuáles son sus derechos. En este sentido, la apuesta de Cáritas pasa, además de por estar cercana a las personas, por denunciar las situaciones de injusticia. Especialmente, Cáritas trabaja en la defensa a los derechos de acceso a una vivienda y un empleo dignos, a la salud, a la educación y a una renta mínima que posibilite la vida de las personas, especialmente, de las más empobrecidas.

Cáritas en España

Cáritas Española

Es una confederación de más de 160 miembros, que trabaja en las comunidades de base de casi todos los países del mundo. Somos Cáritas, tanto en pequeños grupos de voluntarios, como en algunas de las mayores organizaciones humanitarias de todo el mundo. Inspirados por la fe católica, Cáritas es la mano de la Iglesia, una mano que ayuda a los pobres, los vulnerables y los excluidos.

MÁS INFORMACIÓN

Cáritas en el mundo

Cáritas Internationalis

Es una confederación de más de 160 miembros, que trabaja en las comunidades de base de casi todos los países del mundo. Somos Cáritas, tanto en pequeños grupos de voluntarios, como en algunas de las mayores organizaciones humanitarias de todo el mundo. Inspirados por la fe católica, Cáritas es la mano de la Iglesia, una mano que ayuda a los pobres, los vulnerables y los excluidos.

Más información

Cáritas Europa

Es la red de organizaciones de Cáritas en el continente europeo. La fuerza unida de sus 49 miembros y su presencia en 46 países, hace de ella uno de los principales actores sociales en Europa.

Más información

Cáritas Internationalis

Es una confederación de más de 160 miembros, que trabaja en las comunidades de base de casi todos los países del mundo. Somos Cáritas, tanto en pequeños grupos de voluntarios, como en algunas de las mayores organizaciones humanitarias de todo el mundo. Inspirados por la fe católica, Cáritas es la mano de la Iglesia, una mano que ayuda a los pobres, los vulnerables y los excluidos.

Más información

Cáritas Europa

Es la red de organizaciones de Cáritas en el continente europeo. La fuerza unida de sus 49 miembros y su presencia en 46 países, hace de ella uno de los principales actores sociales en Europa.

Más información

¿Quieres colaborar con Cáritas Valencia?

Ayúdanos a estar donde más nos necesitan.